91 381 25 50 - 696 43 95 34
reservas@grupozoquito.com

Un imprescindible en nuestra nevera…el queso

quesos-de-españa

marzo 12, 2020

Si hay algo que no puede faltar en nuestras neveras es una buena cuña de queso. En nuestro país podemos encontrar muchas variedades algunas incluso con denominación de origen, aunque hay algunas que gozan de mayor reconocimiento que otras. Por ello, en este post queremos hacer un repaso a los quesos más conocidos de nuestro país.

Si bien es cierto que hay muchos se elaboran con ingredientes adicionales, la leche es el principal ingrediente de cualquier queso. Esta se deja fermentar y cuando ya lo está por completo se realiza el cuajo: proceso para el que es necesario añadir fermentos y coagulantes de origen vegetal o animal. Durante este paso es cuando la leche pasa a estado semisólido.

Ya en este estado, se elimina el suero y se coloca el producto resultante en moldes que se mueven periódicamente y se prensan para que la eliminación del suero sea completa. Cuando esto sucede se lleva a cabo un proceso de salado y se deja madurar el tiempo necesario para obtener el sabor deseado. Cuanto mayor sea el tiempo de curación y maduración, más intenso será el sabor del queso resultante.

En nuestro país, como hemos resaltado, disfrutamos de muchas variedades de queso, pero hay cuatro que destacan tanto nacional como internacionalmente:

El primero de todos es el queso manchego, uno de los buques insignia de nuestra gastronomía y uno de los más consumidos en nuestro país. Se realiza en su totalidad con leche de oveja manchega y tiene un tiempo de curación mínimo de 30 días, aunque puede prolongarse hasta los 2 años.

Podemos encontrarnos diferentes variedades en el mercado, pero si quieres disfrutar del sabor más intenso te recomendamos que pruebes las variedades curadas o viejas.

Del norte, concretamente desde Asturias, nos llega otro de los quesos más reconocidos: El Cabrales. Este queso, aunque es muy parecido a otros quesos denominados “azules”, contiene unos matices únicos que le otorga su proceso de curación en cuevas horadadas en las montañas de los Picos de Europa. Se elabora con leche de vaca, oveja y cabra y las condiciones de la cueva, en cuanto a temperatura y humedad, hacen que proliferen diversos tipos de moho. Es, precisamente, este tipo de maduración lo que otorga al cabrales su sabor característico, ligeramente picante, ideal para consumirlo de manera directa pero también como ingrediente principal en cremas y salsas.

Cambiando de ubicación y viajando hasta el País Vasco y algunas zonas de Navarra, encontramos uno de los más reconocidos internacionalmente, el Idiazábal. Este tipo de queso está compuesto por leche de 2 razas concretas de ovejas autóctonas y cuenta con una maduración mínima de 60 días, pero lo habitual es que se prolongue más tiempo. Esto le confiere un sabor intenso y muy característico, todo un placer para los sentidos.

  • Torta del casar

Uno de los más singulares, sin duda, nos llega desde Cáceres: La Torta del Casar. Este queso, semisólido está compuesto por leche de ovejas de especies muy concretas, cuajo y sal. Está recubierto por una fina corteza ligera y destaca su textura cremosa interior que invita a comerlo untándolo en rebanadas pan.

Estos son solo algunos de los ejemplos más conocidos, ya que en nuestro país contamos con otras variedades como el Mahón de Mallorca, el Payoyo de Cádiz o el queso de tetilla Gallego que también tienen un lugar importante en nuestra gastronomía.

¿Cuántos has probado de los que te hemos nombrado? Si te falta alguno de ellos no dudes en hacerte con él y disfrutar de su increíble sabor.

En Grupo Zoquito nos gusta utilizar diversos tipos de queso para elaborar las recetas de nuestros platos del menú del día, pero, además, puedes disfrutar de una amplia variedad de los mismos en nuestra carta o pidiendo alguna ración.

¿Te lo vas a perder?



Deja un comentario